CURIOSIDADES

La lujosa casa de James Rodríguez que está en venta

La propiedad de James Rodríguez, el jugador colombiano convocado para la Copa América, tiene 3600 metros cuadrados y cuenta con cancha de fútbol, piscina y hasta un cine

Con un predio de 3.600 metros cuadrados de extensión y un área construida de 835 metros cuadrados, la lujosa casa del futbolista colombiano James Rodríguez, que está dentro de la lista de 28 convocados por Néstor Lorenzo para la Copa América, en las montañas de Envigado, Antioquia está a la venta.

Una publicación en redes sociales dio a conocer la noticia que sorprendió a sus seguidores, puesto que aún se desconocen los motivos por los cuales el exjugador del Real Madrid y goleador de la Selección de Colombia en la Copa del Mundo de 2014 desea abandonar la propiedad.

Ahora, la mansión de dos niveles con terraza que tiene vista a todo Medellín y el Valle de Aburrá desde la parte alta de un exclusivo sector de Envigado y que fue diseñada para el ‘10′ colombiano es la que está a la venta.

Fuente: Google.

La impresionante casa que se encuentra en venta en Medellín

“Esta casa fue hecha para entretener. Tiene una cancha de fútbol sintética, una zona húmeda con piscina romana, una tradicional, una zona de chimenea y un área de BBQ completa, además del bar”, dijo Santiago Vélez, uno de los asesores inmobiliarios de la propiedad.

La mansión está totalmente controlada con tecnología de última generación, es decir, está automatizada y funciona con controles inteligentes. Además, cuenta con sonido integral y tiene sistema de seguridad interno y externo.

Fuente: Google.

Vale la pena recordar que en uno de los salones de la propiedad, el futbolista tenía un museo personal en el que guardaba algunos de sus recuerdos más preciados como las distinciones de ‘Mejor Jugador del Partido’ que recibió en Brasil 2014 o los trofeos de la PonyFútbol que lo dieron a conocer a los 12 años. Según la publicación, el precio de la lujosa casa es de alrededor de US$2.870.000, los cuales son negociables.

Fuente: La Nacion.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *