CHILESECTOR INMOBILIARIO

Ingeniera tiene 5 departamentos y prefiere pagar arriendo

Valentina Olazo se dedica a asesorar a mujeres en la compra de activos inmobiliarios. Vive en propiedad que alquila en Vitacura, donde los departamentos en venta tienen un valor promedio de 14.749 UF.

La ingeniera industrial Valentina Olazo, de 32 años, mantiene la cuenta de Instagram con más de 50 mil seguidores. Hace dos años y medio que está metida en el mundo de las inversiones inmobiliarias asesorando a mujeres que buscan comprar una propiedad para vivir y también para invertir.

Olazo compró su primer departamento con solo 26 años y hoy cuenta con una cartera de 5 inmuebles (uno en Valparaíso, otro en su natal Copiapó y tres en la Región Metropolitana: Santiago, Cerrillos e Independencia).

¿Cómo lo hizo? “La primera propiedad que compré fue en Valparaíso. Lo adquirí siempre pensando para inversión: todos los departamentos los compré con ese fin. Desde joven empecé a ahorrar. He trabajado en varios rubros, pero hoy mi trabajo principal es la minería. La empresa de asesoría es un complemento a lo que hago. Cuando ya tenía mi primer trabajo se me hizo mucho más fácil comprar un departamento”, cuenta Olazo.

Después, la ingeniera iba a las entidades financieras y demostraba que el departamento comprado estaba arrendado: “El banco luego lo sumaba como un ingreso. Así fui jugando con todas las propiedades. Tres las compré con ahorro inicial y las otras dos las adquirí con bono pie, que significa que el banco financia el 100%”.

¿Y dónde vive ahora?

“Estoy viviendo en Vitacura”.

¿O sea arrienda?

“Sí, es demasiado caro comprar un departamento en esta comuna. Una unidad en promedio cuesta cerca de 14.749 UF (más de 551 millones de pesos). Uno debe presentar un ahorro inicial muy alto para acceder a estas viviendas. Por eso mismo prefiero comprar varias propiedades y así diversificar”.

¿Otros inversionistas hacen lo mismo?

“Sí, la mayoría busca ocupar su capacidad de crédito en otras oportunidades mejores”.

Son más decididas

Además de su buena experiencia, Olazo cuenta con las enseñanzas de su madre, quien cuenta con seis propiedades. Así se motivó a asesorar a personas de su mismo género en este ámbito de negocios.

“Comprar una vivienda es una decisión importante. Además, siento que conecto más rápido con las cosas que ellas quieren. Por eso se me hace mucho más fácil entender cuáles son sus miedos, las ganas que tienen y sus metas a futuro. Juntas hacemos un plan y es mucho más fluido el trabajo”.

¿Cómo son los hombres a la hora de invertir?

“Aunque no lo crea, son súper indecisos al comprar una propiedad. Uno le puede mostrar muchísimos proyectos, pero les cuesta varios meses decidir adquirir algo. Las mujeres, si bien sienten mucho miedo, son más decididas y cierran un proyecto en 1 o 2 meses”.

Fuente: Freepik.

¿Qué tanto conocen las mujeres?

“Muchas desconocen estos temas y eso es su talón de Aquiles. La idea de la asesoría es ser bien objetiva y ver la situación real de cada persona. Después uno le puede decir qué oportunidades de inversión hay y dónde. A la fecha he asesorado a más de 100 personas y todas con buenos resultados. Generalmente las que llegan a mí son mujeres profesionales y que tienen un buen sueldo, entonces le salen muy rápido los créditos hipotecarios. Ahora varias buscan un bien para vivir: antes consultaban más por inversión”.

¿Qué es lo primero que aconseja?

“Lo más importante es ver el reconocimiento y reputación de la inmobiliaria. También la ubicación es súper clave, sobre todo cuando se trata de una inversión. Hay gente que se fija sólo en los precios y en comprar barato, pero si el departamento es de una mala calidad no le va a servir mucho tenerlo como inversión porque constantemente va a tener que estar haciendo reparaciones”.

¿Hay sectores más atractivos?

“Las comunas ya consolidadas siempre serán mejores ya sea para vivir o invertir. Por ejemplo, el sector del Metro Ñuble y La Florida son por lejos lo mejor a la hora de hacer una inversión, más cuando se trata de la primera. Mientras que las comunas emergentes, como Cerrillos, La Cisterna o Quinta Normal, son para un perfil de personas más arriesgadas”.

¿Los bancos miran por igual a hombres y mujeres?

“Sí, en lo que más se fijan es que tengan un buen puntaje y ahorros. Uno pensaría que las mujeres están muy endeudadas, pero tienen muy pocas deudas”.

¿Qué recomienda a la hora de postular a un crédito hipotecario?

“Debe adjuntar toda la información que le pide el banco, pero en un solo correo. La documentación que entrega es derivada a un comité de riesgo. Si no está la información completa, el banco empieza a dudar. Si presenta todo como corresponde, se lo pueden aprobar más rápido”.

¿Es muy difícil hoy acceder a un crédito hipotecario?

“Sí, la banca está muy restrictiva. Las entidades financieras están exigiendo muchísima documentación y respaldo: antes no era así. Por eso hoy es difícil acceder a un crédito”.

¿Qué aconseja antes de la compra?

“Hoy vemos que hay mucho lanzamiento, varias ofertas atractivas y por lo mismo la gente se emociona, cometiendo el error de reservar y promesar (firma de compraventa). Pero lo mejor es pedir a su ejecutivo bancario una aprobación bancaria, que no se demora ni un día y se pueden hacer online. Si no le dan el crédito hipotecario, el problema es que hay algunas inmobiliarias que se quedan con la plata de la reserva o del pie, debiendo pagar multas asociadas del 10 a 20% del valor de la unidad, que es mucho”.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *