ARGENTINALO ÚLTIMOSECTOR INMOBILIARIO

Punta del Este: crecen consultas de argentinos para alquilar

Desde el sector turístico aseguran que hay un “cambio de ánimo” generalizado entre los argentinos interesados en venir a Uruguay durante la temporada

El triunfo de Milei sin duda repercutió en los teléfonos de las inmobiliarias del este uruguayo. El argentino tiene eso de que el estado de ánimo cambia mucho las ganas y el positivismo de un día para el otro puede transformarse y llevarlos a tomar decisiones apresuradas.

De una semana a la otra hubo una gran diferencia en las consultas de alquileres. Lo que la gente que los contacta manifiesta es que Uruguay les resulta carísimo, por eso la pelea que ahora pasó a ser de todos los días para nosotros tiene que ver con que quieren alquilar la misma propiedad por

Desde la inmobiliaria ubicada en la península de Punta del Este, no notó un aumento de las consultas “demasiado significativo” durante la última semana, aunque subrayan: “Lo que sí es claro es que hay otro ánimo en los argentinos que se contactan con nosotros. Un ánimo que está renovado”. Y eso ayuda.

Para el presidente de la Cámara Inmobiliaria, el ánimo de los argentinos que están interesados en veranear en el este uruguayo “es muy distinto después de la elección” porque no se sabía con certeza lo que iba a pasar “y la incertidumbre es una de las peores cosas que le pueden pasar al turismo en general”. “Desde todos lados nos dicen que se están concretando más alquileres después del triunfo de Milei y, aunque no sabemos con certeza por qué es, sí que se nota que están con ganas de salir y se animan a tomarse vacaciones”.

En cuanto a los precios, se calcula que todas las propiedades aumentaron cerca de un 10% con respecto al valor ofrecido el año pasado. A su vez, en Punta del Este un departamento promedio, que no esté muy lejos de la playa y tenga dos dormitorios suele alquilarse por entre 3.000 y 3.500 dólares en la primera quincena de enero. En la segunda quincena se calcula que los precios bajan un 30% aproximadamente y en febrero un 60%.

Todos los operadores consultados aseguran que esta será una temporada similar a la del verano pasado, a la que la mayoría cataloga de no mucho más que “aceptable”.

Lo que no está claro es cuánto afectará el “factor Milei”. En el caso de las propiedades de lujo los alquileres son “iguales o mejores” a los del año pasado y se concretaron principalmente durante los meses de agosto y setiembre. Esas propiedades “vuelan” porque las alquilan argentinos “que están más allá” de la diferencia cambiaria: pertenecen a la clase media-alta y “Punta del Este sigue siendo el lugar en el que quieren pasar el verano”.

Lo que está siendo difícil de colocar y está “más quieto” son las propiedades que no están en la primera fila hacia el mar, mayormente ubicadas en la Avenida Roosevelt o en la Playa Mansa que generalmente van a la clase media uruguaya y argentina.

Fuente: Google.

Esos son los que posiblemente decidan venir a Punta del Este en los próximos días, cuando se sepa un poco más hacia dónde van las primeras medidas de Milei, según el representante de los inmobiliarios.

Los que se contactaron durante la semana posterior a las elecciones piden principalmente alquilar propiedades que rondan los 5.000 dólares para los primeros quince días de enero. La zona más requerida por argentinos en los últimos días es La Barra y la Playa Brava.

La presidenta de la Cámara Uruguaya de Turismo, Marina Cantera, no es tan optimista y dice que la victoria de Javier Milei en Argentina difícilmente produzca “grandes cambios” para la temporada y no vendrá “una ola de argentinos” porque “ya falta demasiado poco y en un mes la gente no va a tener otro poder adquisitivo”, aunque asegura: “En lo que sí puede cambiar es en el humor de las personas y las esperanzas. Eso no es poca cosa a la hora de decidir en qué gastar”.

En una charla brindada a la Cámara de Turismo, el presidente del Banco Central, Diego Labat, dijo que “ganara Massa o Milei, la diferencia cambiaria era muy insostenible” y por eso “tarde o temprano se terminaría”, algo que es “un alivio” para el sector turístico uruguayo al que se le dificulta competir con los precios de vacacionar en Argentina durante el último tiempo.

La cuota de incertidumbre para el sector turístico local con el triunfo de La Libertad Avanza existe, debido a que Uruguay en buena medida es “argentino dependiente”. Durante los primeros nueve meses del año ingresaron a Uruguay 2.769.734 turistas, de los que el 28% (774.618) eran argentinos. Los turistas dejaron divisas por 966,1 millones de dólares, siendo los argentinos responsables del 45% de ese monto (434,5 millones de dólares).

A pesar de que todavía no se conoce con certeza cómo se implementará, Milei propone dolarizar la economía argentina y no está claro cómo eso repercutirá en las inversiones de argentinos en Uruguay. Para Beatriz Carámbula, presidenta de la Cámara Inmobiliaria Uruguaya, “del otro lado del charco saben que nuestro país da certezas, rentabilidad y tiene reglas de juego claras” por eso “los argentinos siempre han invertido aquí y es posible que lo sigan haciendo a pesar de los cambios porque saben que acá se pueden ver los resultados”. Pero, por ahora, todo es pura especulación.

El subsecretario de Turismo, Remo Monzeglio, asegura que “el argentino que veranea en Uruguay desde hace 10 años este año va a hacer lo mismo y dentro de 10 años seguirá haciéndolo y gastando lo mismo, más allá del gobierno de turno”. Tras la elección “tanto los que están contentos con el resultado como los que no” se animan a “soltarse un poco más” para “tomar decisiones” y eso explica el aumento de las consultas en las inmobiliarias del este, según el jerarca, más allá de que para ellos Uruguay sea caro.

Se cree que en los próximos cuatro años de gobierno de Milei, “más allá de lo que haga o las políticas puntuales”, el vínculo con Uruguay “nunca va a poder ser peor de lo que fue con los gobiernos kirchneristas, porque permanentemente complicaban las salidas al exterior para los argentinos y eso nos perjudicaba”. Difícilmente haya un impacto del nuevo gobierno sobre esta temporada que se viene, pero “el relacionamiento en general” a la hora de “evaluar las políticas para el turismo” seguramente sea “mejor que con gobiernos anteriores”.

Todo el sector está de acuerdo en que la temporada solo será buena si no es corta y se consigue espaciar el movimiento de personas más allá de la primera quincena de enero y sin que se concentre todo en Punta del Este. En este sentido, Miguel Arrospide, responsable de la Inmobiliaria La Pedrera, asegura que el balneario rochense suele tener una ocupación que se compone en un 60% de argentinos y 40% uruguayos, cifras que “es probable que no se mantengan” para esta temporada.

A diferencia de Punta del Este, en La Pedrera los argentinos suelen alquilar casas, casi no hay apartamentos. Los costos suelen rondar los 3.000 dólares en la primera quincena y disminuyen un 30% en la segunda, al igual que sucede en Punta del Este. A pesar de que espera que no crucen tantos argentinos este verano, Arrospide asegura que los alquileres igual se están moviendo de forma “moderada” en este balneario rochense gracias a los uruguayos.

El universo hotelero.

En el sector hotelero cuentan que también hubo un mayor movimiento en las consultas y reservas durante la última semana. El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), Francisco Rodríguez, asegura que siempre que se produce un cambio de gobierno en Argentina “la primera reacción es positiva” porque “implica un cambio”. Rodríguez recuerda que sucedió lo mismo cuando asumió Mauricio Macri en 2015 y también Alberto Fernández en 2019. La cantidad de consultas promedio que están llegando a los hoteles uruguayos de cara al verano es similar a las que llegaban en esta época del año pasado, pero las reservas aún están entre 10% y 15% por debajo en la misma comparación, según Rodríguez.

Fuente: Google.

La mayoría de las propiedades en el este uruguayo aumentaron sus precios en un 10% este año “porque el dólar aquí ha bajado y nadie quiere perder poder adquisitivo”, según el presidente de la Cámara Inmobiliaria. Por lo tanto, a pesar de que “el ánimo cambió” con la victoria de Javier Milei el domingo pasado, para la mayoría de los argentinos venir Uruguay es “difícil”.

El proyecto llamado “turismo para todos” comenzará a funcionar después de Carnaval, con el fin de “estirar un poco más la temporada”; el trabajador que tenga ese tipo de salario podrá ir con un acompañante a cualquiera de los hoteles de dos o tres estrellas que se registren previamente.

Mientras tanto, el efecto Milei ya se ve en las reservas para el verano: aunque no son abrumadoras, sí demuestran un cambio en el ánimo de los argentinos, evidente para los operadores consultados. No está claro si habrá consecuencias directas sobre el turismo en Uruguay, pero si el libertario logra terminar con la diferencia cambiaria -como ha manifestado- es posible que el sector deje de sufrir tanto. Para los uruguayos, eso sí, ya no será tan conveniente cruzar. Hay que esperar el final de esta historia.

Fuente: El País.

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *